Saltar al contenido


Las ventajas y desventajas de un modelo de dirección vertical

dirección vertical

El modelo de dirección vertical es el más antiguo y se sigue utilizando por su funcionalidad. Esta entrada te explicará cuáles son las ventajas e inconvenientes de este sistema.

El modelo de dirección vertical, ventajas e inconvenientes

Las pequeñas empresas o las compañías de carácter familiar necesitan que las órdenes se transmitan bien y en su momento. Este es el motivo por el que los modelos verticales han funcionado y lo siguen haciendo. Al final, la idea es ser funcionales.

La dirección vertical parte de una premisa, y es la jerarquización de la empresa. Los organigramas pueden ser más o menos complejos según la dimensión del compañía, pero se caracterizan por estar muy bien delimitadas las relaciones de dependencia. El objetivo es claro: que el día a día de la empresa funcione en perfectas condiciones. Otro problema tangencial puede ser el de la gestión del talento, pero es a medio y largo plazo.

Estas son las principales ventajas y desventajas de cada uno de los modelos:

Ventajas

La primera ventaja radica en que todos los empleados saben lo que tienen que hacer y a quién rendir cuentas. Esta circunstancia es especialmente interesante en compañías industriales, sobre todo si son pequeñas. Uno de los problemas recurrentes en las empresas está en no conocer cuáles son las atribuciones del mando.

Otro aspecto importante es que las órdenes se transmiten rápido y con pocos problemas de comunicación. Cuando se trata de movilizar recursos o de cambiar políticas, este tiempo es oro. Los organigramas horizontales pueden ser demasiado burocráticos y, con ello, traer problemas.

El tercer elemento importante está en que, si la dirección es competente, el modelo es eficiente. No en vano, una jerarquía bien marcada ayuda a cumplir con las obligaciones y eso suma puntos en el plano de la eficacia. Ahora bien, para ello el gerente ha de estar a la altura.

Desventajas

El primer inconveniente de este modelo es que puede resultar rígido porque no se aprovechan las sinergias de los departamentos. Esto supone, sobre todo en empresas de alto valor añadido, falta de aprovechamiento de la información. Si hay un elemento que destaca en estos casos es la autoridad de cada una de las personas con mando.

Es importante, también, que sepas que esta falta de colaboración puede desmotivar a los trabajadores. Este es un modelo que, de forma natural, tiende a eliminar la creatividad. Al fin y al cabo, la toma de decisiones está fuertemente centralizada. Las industrias que incluyan elementos de innovación no funcionarán bien con un organigrama tan jerarquizado.

Conclusión

La dirección vertical es ideal para industrias pequeñas, pero puede ser poco competitiva en compañías modernas de alto valor añadido. Esta es la razón que aconseja que estudies con detenimiento qué le interesa más a tu empresa, sobre todo si ya tiene un tamaño. Estas decisiones influyen, y mucho, en la cuenta de resultados.

Ahora bien, si la dirección es importante, no lo es menos la maquinaria. ¿Necesitas comprar una máquina para tu industria? En Maquiclick te podemos ayudar porque disponemos de un listado de fabricantes extenso que te proporcionará varias alternativas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar