Saltar al contenido


El impacto de la automatización industrial en la calidad del empleo es positivo, según el blogger John Aziz

El impacto de la automatización industrial en la calidad del empleo es positivo, según el blogger John Aziz

El analista económico John Aziz publicó recientemente en el portal Pieria un artículo en el que plantea su punto de vista sobre el impacto de la automatización industrial en la calidad del empleo, particularmente por la creciente introducción de robots.

A partir de un análisis histórico en el que apela al carácter de especie tecnológica que según él tenemos los seres humanos, su apreciación al respecto es positiva. Aziz cita uno de los ejemplos históricos más conocidos, el del movimiento luidsta desatado en Inglaterra a principios del siglo XIX, para demostrar lo avasallador del progreso tecnológico

Temores históricos del impacto de la automatización industrial en la calidad del empleo

Entre 1811 y 1816 los trabajadores textiles británicos iniciaron una serie de protestas porque temían que las nuevas tecnologías de la época, entre ellas el telar mecánico, les quitaran sus empleos. Así sucedió, en efecto, como ha sucedido a lo largo de la historia.

Para demostrar esto, Aziz menciona un artículo publicado por el diario británico The Guardian, en el que se afirma que en 1901 la población de Inglaterra y Gales era de 32,5 millones de habitantes, de los cuales 200.000 trabajaban en el sector del lavado de ropa. 110 años después, solo 35.000 de los 56,1 millón de habitantes de ambos países se dedican a estas labores. Las tuberías internas que llegan a cada vivienda, la energía eléctrica y las lavadoras causaron esta disminución.

¿A dónde se van los empleos que desaparecen por la automatización industrial?

Después de demostrar que sí hay empleos específicos que desaparecen por cuenta de la automatización, Aziz concluye que los que corren con esta suerte son precisamente los de naturaleza repetitiva, mientras que nos liberan para realizar los que son más interesantes.

Su conclusión, a título personal, es que prefiere ser un blogger a un lavandero o el conductor de un carruaje tirado por caballos, dándole así la razón a quienes se sitúan en la posición de que el impacto de la automatización industrial en la calidad del empleo es positivo.

Imagen cortesía de infoplc.net

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar