Funcionalidades principales de los motores eléctricos

 En Motores Electricos

Los motores eléctricos son capaces de transformar energía eléctrica en energía mecánica. Esta transformación es posible por medio de campos magnéticos. Algunos motores eléctricos son reversibles. Esto significa que pueden transformar energía mecánica en energía eléctrica. Cuando es así, funcionan como generadores.

¿Cómo funcionan los motores eléctricos?

Los motores eléctricos, funciona a través de fuerzas de atracción y de fuerzas de repulsión. Se trata de fuerzas semejantes a las que existen entre los polos de un imán. Un motor eléctrico opera principalmente según lo establecido por dos principios: el principio de inducción, y el principio de Ampére. (La ley de Ampére se basa en lo siguiente: La circulación de la intensidad del campo magnético en un contorno cerrado, es proporcional a la corriente que recorre en ese contorno).

Tipos de motores eléctricos

Existen tres tipos principales: los motores de corriente continua, los de corriente alterna, y los motores universales. Con los motores de corriente continua se puede regular continuamente la velocidad del motor. Estos motores eléctricos producen un movimiento rotatorio. En algunas modificaciones, ejercen tracción sobre un riel.  La corriente continua proviene de las baterías, los paneles solares, las dínamos, o las fuentes de alimentación instaladas en el interior de los aparatos.

Cuando los motores eléctricos funcionan con corriente alterna, varían en magnitud y sentido de forma cíclica.  Estos motores usan una oscilación sinusoidal. La corriente alterna se obtiene por los motores eléctricos directamente de la red eléctrica, o a través de alternadores de las plantas eléctricas de emergencia. También puede usar otras fuentes de corriente alterna bifásica o trifásica, como por ejemplo los inversores de potencia.

Los motores eléctricos de corriente universal trabajan con voltajes de corriente continua o corriente alterna. El circuito eléctrico tiene solamente una vía para el paso de la corriente y su potencial es mayor. Esto se debe a que tiene mayor flexibilidad a la hora de vencer la inercia cuando está en reposo.

Ventajas del uso de motores eléctricos

Las ventajas derivadas de su uso son múltiples, pero sobre todo tienen que ver con el ahorro. Usando este tipo de motores se ahorra en emisiones y en coste.

Dentro de su uso industrial, destacamos que, a igual potencia, su tamaño y peso son más reducidos. Su rendimiento, sin embargo, es muy elevado y se situa en torno al 75%.  El mismo aumenta a medida que aumenta la potencia de la máquina. Este tipo de motores no emite contaminantes, por lo que las ventajas para el medio ambiente están garantizadas.

Otras aplicaciones comunes son las máquinas-herramienta, máquinas extractoras, y elevadores. Los motores desmontables para papeleras, y trefiladoras, son de uso extendido. Se usan también para el control de tensión en máquinas bobinadoras, y la velocidad constante de corte en tornos grandes.

El uso de los motores eléctricos en la vida cotidiana es cada vez más común gracias a su reducido tamaño. Esto permite introducir motores potentes en máquinas de pequeño tamaño. Por ejemplo, en ventiladores, vibradores para teléfonos móviles, relojes, electrodomésticos, y herramientas de uso cotidiano.

Recommended Posts

Escribir un comentario

tres × 4 =