Saltar al contenido


La colaboración perfecta de Loimex con Omron

Loimex ha encontrado en la colaboración con Omron, la unión perfecta para posicionarse como líder en el sector de máquinas y accesorios para medir, cortar, rebobinar y almacenar cables.

Esta empresa catalana, localizada en Barcelona, lleva fabricando máquinas rebobinadoras de cable más de 40 años. Su colaboración con Omron para la automatización de sus máquinas ha permitido que la empresa se mantenga como una de las más innovadoras de su sector. Además, ha permitido que Loimex reduzca el tiempo de montaje, mejorando sus resulados.

 

Máquina TR166-HE.

Destaca la máquina TR166-HE de Loimex por su sistema de automatización.  Esta máquina está destinada para llenar bobinas desde 700 a 1.600 mm. de diámetro, ancho máximo de bobina de 1.150 mm. y de un peso máximo hasta 2.000 Kgs. Para ello cuenta con contador de preselección, bobinadora adicional, ruedas y otros accesorios customizables según para el tipo de trabajo.

 

Loimex ha concebido esta máquina totalmente en acero soldado para dotarla de un cuerpo robusto y la ha dotado con un sistema de funcionamiento que permite reducir al máximo el esfuerzo del operario así como los tiempos de preparación de la máquina.

 

Para ello, se han sustituido la multitud de pulsadores que contenía la máquina por una pantalla táctil y se ha simplificado el cableado gracias al autómata programable vía MODBUS que permite la comunicación con los variadores.

 

Manipulación fácil.

El diseño y la tecnología aplicada a estas máquinas rebobinadoras permiten que un solo operario pueda realizar la tarea de rebobinado incluso en los trabajos más duros, en óptimas condiciones. Para ello, la máquina rebobinadora se acciona mediante un motor eléctrico y una caja reductora. El variador de velocidad MX2 de Omron permite controlar y seleccionar, a través de potenciómetro, la velocidad perfecta requerida para el trabajo.

 

De manera fácil y sencilla, el operario puede rebobinar el cable desde las bobinas originales de la fábrica a bobinas vacías o disponerlos en rollos mediante una bobinadora adicional. Además,  los cables cilíndricos, trenzados, desnudos o cubiertos de hasta 100 mm de diámetro, se pueden medir, enrollar y cortar personalizadamente de manera simultánea.

 

 

Como importante extra, Loimex también se ha asegurado de brindar la máxima seguridad posible añadiendo una protección en los brazos porta-bobinas para evitar accidentes por posibles descuidos. Incorpora también una instalación eléctrica con micro de parada, para evitar que la máquina se ponga en marcha cuando la protección esté abierta.

Configuración

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. + Info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar