Saltar al contenido


Las impresoras 3D, ¿una competencia para la maquinaria industrial?

Las impresoras 3D, ¿una competencia para la maquinaria industrial?

Ya están en el mercado las nuevas impresoras 3D, capaces de producir objetos con volumen. Con estos nuevos equipos se espera poder producir desde piezas artísticas a proyectos de ingeniería. Sin embargo, cabe preguntarse si estas impresoras se constituyen en una amenaza para la industria de la fabricación de maquinaria industrial.

Las impresoras 3D, ¿una competencia para la maquinaria industrial?

La respuesta más simple es No. O por lo menos, no por el momento. Debido al estado de esta tecnología, las impresoras 3D no pueden sustituir a la maquinaria industrial. No solo toman mucho tiempo para crear ciertos modelos —pueden tardar hasta una hora creando piezas muy reducidas—.

Además, debido al material empleado para imprimir —resina o plástico—, las impresoras 3D son más útiles en la producción de prototipos de piezas de maquinaria. Por esta razón, en lugar de una amenaza para el diseño y fabricación de maquinaria industrial, estos dispositivos son una gran ayuda para los diseñadores e ingenieros.

Ya se consiguen en la red varios modelos.

Aunque no tienen un comercio aún masivo, ya desde el 2012 han venido tomando fuerza. Por ejemplo, ahora se pueden conseguir modelos como la Replicator 2X en el sitio web de MakerBot, store.makerbot.com. También pueden hallar en el sitio www.mojo3dprinting.com el modelo Mojo 3D, que puede ayudarle al momento de la posproducción de un modelo, pues le brinda la opción de hacer pintados y cromados.

Aunque estos equipos tienen un precio bastante elevado, hay varios proyectos que intentan reducir el coste de producción. Existe una iniciativa llamada Reprap, que se propone crear una impresora 3D pero sin incurrir en los costes que pueden traer adquirir un equipo comercial. Y tomando como ejemplo este modelo, Kikai Labs, una firma argentina ya se encuentra trabajando en el primer lote de unas impresoras que podrán trabajar con una velocidad de modelado de 50 milímetros por segundo, con lo que será posible imprimir objetos de hasta 18 cm de alto.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar