Saltar al contenido


Las aplicaciones de las máquinas térmicas

máquinas térmicas

Las máquinas térmicas fueron la llave de la Revolución Industrial y hoy siguen teniendo un peso importante. Indicaremos cuáles son las principales ocupaciones de este tipo de maquinaria.

Para qué se utilizan las máquinas térmicas

La principal aplicación de una máquina térmica es como motor de explosión. Millones de vehículos utilizan esta tecnología para su funcionamiento con notable éxito. Hay que saber, además, que los niveles de potencia que se han logrado son variables. Es bueno indicar que hay distintas diferencias de potencias y prestaciones. Por lo tanto, habrá varias posibilidades a tu alcance.

Otro caso recurrente es el de las turbinas de vapor. Este tipo de funcionamiento es muy común en las plantas de generación de energía. No en vano, el calentamiento permite generar vapor y, con ello, energía eléctrica. Ahora bien, esta maquinaria ha servido también para generar energía mecánica y el ferrocarril se desarrolló gracias a esta tecnología. Aunque han cambiado los usos de esta maquinaria, sigue teniendo un sector.

Los motores de reacción han tenido como utilización principal la aérea. Ahora bien, es cierto que este tipo de motor fue reemplazado en la mayoría de los casos. Aunque aún hoy los motores de reacción se utilizan para pequeños aviones y avionetas, este tipo de reactores son posibilidades de nicho minoritarias.

Cómo puede ayudarte la maquinaria térmica

En primer lugar, es importante decir que, en algunos casos, esta es la mejor alternativa. Esto sucede de una forma clara en la automoción, puesto que los motores eléctricos tienen aún un margen de mejora importante.

Por otra parte, la utilización de máquinas térmicas es una buena alternativa en determinados casos como complemento. En la aviación no es la tecnología principal, pero sí ha conseguido hacerse un hueco para aeronaves pequeñas.

Finalmente, hay que indicar que en las industrias electrointensivas se suelen utilizar estas máquinas. La razón es simple: consiguen el calentamiento necesario para operar en su día a día con garantías. Por lo tanto, en determinados sectores es poco probable que desaparezcan a corto plazo.

En consecuencia, te recomendamos que estudies con detenimiento las características de tu industria. Esto te servirá para comprobar si, efectivamente, te interesa o no un cambio.

Conclusión

Lo cierto es que hay gran variedad de máquinas para la industria y hoy lo importante es elegir con criterio. Por ese motivo, es fundamental poner en contacto a fabricantes y empresarios. De esta manera, ambas partes podrán negociar con conocimiento de causa para llegar a buenos acuerdos. El mercado de la maquinaria industrial requiere de contactos mutuos para facilitar las operaciones. Es bueno que lo tengas en cuenta para no ir perdido y sacar el máximo rendimiento a tu inversión.

La labor que hacemos en Maquiclick es, precisamente, de intermediación entre los distintos profesionales. Ponemos en contacto a proveedores de maquinaria industrial y empresas. Este aspecto os permitirá ahorrar tiempo, dinero y, a la larga, ser más eficientes. Te animamos a que nos contactes para que puedas conocer todas las posibilidades que tienes a tu alcance.