Saltar al contenido

Robótica industrial: una nueva era que ya está presente

robótica industrial

En sí misma, la robótica industrial no es una novedad. De hecho, el sector de la automoción comenzó a incorporar robots a sus líneas de producción ya en la década de los 60. En aquel entonces comenzaron a emplearse brazos artticulados cuyo control se dejaba en manos de software específico. Se dedicaban a montar piezas, pintar, soldar y toda una serie de tareas mecánicas de precisión. Hoy en día, este sector cuenta con más de un millón y medio de autómatas. Y subiendo.

De hecho, la robótica industrial, que no es más que la automatización llevada a un nivel más alto de sofisticación, se ha introducido en la mayor parte de las industrias. Entramos pues en momento histórico donde el temor a que la máquina sustituya al hobre puede no ser del todo infundado. Al menos en lo que se refiere a trabajo manual en un entorno industrial.

Europa y la “invasión de los robots”

Existen motivos varios y muy válidos para apoyar la robótica industrial. La mayor parte de ellos se deriva de la comparación entre el hombre y la máquina en un entorno laboral donde la precisión y la productividad son las ratios mejor valoradas. En esa balanza, el desempeño del ser humano es peor. Así:

  • Cuando la robótica industrial entre en juego, los procesos alcanzan mayor precisión
  • Aumenta la rentabilidad empresarial si se incorporan robots a las líneas de producción

Y Europa va a la cabeza en lo que se refiere a incorporar robots al entorno industrial. De hecho, en la mayor parte de los países europeos el porcentaje de robots por cada 10.000 trabajadores humanos es superior a la media del resto del mundo. En España, en concreto, son 131 robots los que existen por cada 10.000 empleados.

Procedencia de la robótica industrial europea

Europa no produce sus robots. O al menos no produce más que una pequeña minoría. La mayor parte llegan a la Unión Europea procedentes de USA, Corea, China o Japón. De entre los productores europeos, destacan los siguientes:

  1. Universal Robots: Diseña, produce y vende robots muy ligeros que se utilizan en procesos donde prima la repetición. Robots que, entre otras cosas, agilizan esos procesos y minimizan el número de errores cometidos.
  2. BOSCH: El grupo Bosch es el lider absoluto en producción de robots para sus cuatro líneas de negocio: construcción, bienes de consumo, movilidad y tecnología industrial.
  3. ABB Robotics: Colabora con empresas del sector público y privado de más de 100 países y lleva más de 40 años en la vanguardia de esta industria.

La eficiencia y la robótica industrial

Es cierto que la inversión inicial para implementar el uso de robots en el entorno industrial es grande. Sin embargo, la amortización de la misma es rápida y los beneficios evidentes.

  • Los costes de producción disminuyen
  • La calidad aumenta
  • Los robots trabajan más rápido
  • Se optimiza el espacio
  • Aumenta la seguridad
  • Se minimizan los residuos

Todas estas ventajas redundan en que las empresas que incorporan robots a sus procesos de producción atraen más clientes.

Visita nuestra lista de proveedores y encuentra en nuestra web los robots que puedan mejorar tus propios procesos de producción.