Saltar al contenido


Granalladoras: ¿qué son?

tunnel shot blasting machine hook for parts continuous

Las granalladoras son maquinarias industriales, herramientas que tienen como finalidad el tratamiento de superficies por impacto de diferentes tipos de partículas según amerite el caso. Su finalidad es lograr la limpieza y preparación de superficies con un alto rendimiento y ausencia de contaminación, lo que lo vuelve perfecto para procesos de producción elevada y de alta calidad.

Funcionamiento de una granalladora

Una granalladora posee la base de su funcionamiento en una turbina que se encarga de transformar la energía eléctrica en energía cinética que impulsa las granallas a altas velocidades que las impactarán de forma efectiva contra la superficie a tratar.

En cuanto al funcionamiento, es vital el tipo de granalla que se escoja para la superficie ya que dependiendo de las dimensiones de esta se lograran diferentes acabados y propiedades en la superficie que se desea tratar, así como modificará el tipo de ajustes que se le debe de realizar al equipo para que pueda funcionar de forma óptima.

Dependiendo también de la presión que se aplica a las partículas a partir de la turbina se puede requerir de menos granallas para lograr los mismos acabados, es cuestión de lograr el equilibrio que se adecue mejor a las funciones deseadas.

Partes y componentes de una Granalladora

Una granalladora básica debe disponer de una serie de componentes indispensables, tales como:

  • Rotor: Es un cuerpo que contiene las paletas que impulsaran a las granallas, consiste en un disco en donde se insertan las paletas de forma ajustada con unos anclajes especiales.
  • Dosificador: Distribuye la granalla a emplear.
  • Corazas de protección: Son placas anti desgastante que cubren componentes especiales y vulnerables de la granalladora para asegurar su funcionamiento sin averías.
  • Acelerador: Es la pieza unida al rotor y está encargada de imprimirle la velocidad necesaria para que este realice su función.

En general las granalladoras son equipos robustos, que solo se ven descompuestos por altas cantidades de desgaste y continuo uso. En especial las paletas que se encuentran unidas al rotor, pues son las que experimentan mayor fricción y desgaste.

En general las granalladoras pueden trabajar en diferentes tipos de superficies y son especialmente útiles para lugares de difícil acceso, así como pueden ser equipos manuales o automáticos. Además de limpiar, también pueden ser empleadas para aplicar cubiertas protectoras a equipos que requieran trabajar en condiciones higiénicas especialmente cuidadosas como equipos de la industria médica o de la industria de alimentos. También pueden aplicar coberturas antioxidantes para lograr que otros equipos sean más resistentes al desgaste y a la corrosión con una simple aplicación que no amerita de mucho tiempo de obra.

Su versatilidad y ajuste a muchas situaciones lo hace un equipo fundamental para el mantenimiento de otra maquinaria. El tamaño de una granalladora va a depender de la cantidad de granalla a emplear y las turbinas que requiera para alcanzar la potencia deseada. Otra ventaja de las granalladoras es que son equipos simples; que con un entrenamiento estándar pueden tener a un operador necesario para su manipulación.

Configuración

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. + Info

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar