Saltar al contenido


¿Cómo lograr un gran acabado con una Granalladora?

Las Granalladoras son maquinarias que sirven como aspersores con potencia para granallar el interior de superficies y tuberías a nivel industrial. La técnica del granallado es ampliamente requerida para la protección de tuberías o limpieza superficial de espacios, en donde a través de un sistema de mangueras, se proyecta partículas abrasivas a altas velocidades; que al impactar limpian cualquier impureza que se encuentre en la superficie.

Existen muchos tipos de partículas que pueden ser usados para realizar esta técnica, muchas pensadas para ser económicos y empleo sencillo, por lo que se debe de disponer de un equipo versátil que se pueda adaptar fácilmente a diferentes lugares de trabajo y modalidades. Es por ello que las Granalladoras tienen muchas piezas intercambiables o multifuncionales.

Ventajas de una Granalladora

El empleo de una Granalladora proporciona muchas ventajas en el ámbito de mantenimiento de los equipos industriales o profesionales, pues es una forma rápida, uniforme y sencilla de mantener las superficies de otros equipos en óptimas condiciones; evitando fallas en la productividad por equipo descompuesto o faltas a los protocolos de higiene.

Con funciones realmente variadas permiten una rápida intervención que también puede ser usada para preparar equipo que requiera cubiertas especiales para el trabajo que realizaran, como por ejemplo: emplear una Granalladora para realizar una capa de bronce, pues se requiere para un trabajo específico, o una cubierta anticorrosiva, pues se trabajará con materiales corrosivos.

Una gran ventaja de las Granalladoras es el tratamiento de espacios estrechos, como las tuberías ya mencionadas, con un equipo flexible se puede realizar recubrimientos dentro de las tuberías; para así asegurar resistencia a la corrosión, y permitir que la tubería tenga más tiempo útil. Ahorrando inversión para la empresa tan solo por la previsión de realizar un granallado a tiempo.

En cuanto a las piezas que experimentan el tratamiento por una Granalladoras, estos pueden desarrollar resistencia a la fatiga (en especial piezas pequeñas y flexibles como resortes). Al ser bombardeados con diferentes tipos de granallas, lo cual no solo mantiene limpio el equipo, si no que también prolonga su tiempo de vida útil.

Granalladoras como herramientas de pintura

Otra función indispensable de las Granalladoras es su empleo como herramientas de aplicación de pintura, pues se ha demostrado que la fijación de la pintura que es proyectada por estos equipos queda mejor fijada a la superficie con mejor acabado y mucho más duradero; con la ventaja de poder trabajar sobre cualquier superficie rápidamente.

La mayoría de las Granalladoras son equipos resistentes que pueden ser adaptados a múltiples bombas y que disponen de poca complejidad para su manejo, por lo que representan a nivel industrial una gran inversión para lograr el mantenimiento adecuado y preparación especial de la maquinaria industrial. Por lo que deben ser consideradas como una inversión que vale la pena realizar, una que asegura un mayor tiempo de utilidad a otros equipos a través de una sola comisión de mantenimiento y limpieza a través de la Granalladora industrial.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar