Máquinas de encuadernación y corte. Otros tipos de guillotinas.

Tabla de Contenidos

En esta ocasión, en nuestra serie de Máquinas de encuadernación y corte para el sector gráfico, hablaremos de otro tipo de guillotinas que sin duda resultan de gran utilidad en un taller gráfico o en una imprenta.

Guillotina manual de precisión.

Aquí comenzamos con las guillotinas más útiles para el sector gráfico.  Las guillotinas manuales de precisión permiten fijar una pila de papel muy alta, a fin de cortar muchas hojas en un solo corte con gran precisión.

Hay dos parámetros que se observan a la hora de comprar guillotinas manuales de precisión: La altura del corte y el ancho de la boca.  Gracias a una mayor altura de corte, nos será posible cortar simultáneamente muchas más hojas.  La anchura de la boca por su parte, nos permite cortar hojas de mayor tamaño, incluso pliegos completos.

El corte se realiza por medio de un brazo mecánico que actúa como palanca, sobre las cuchillas haciéndolas bajar de forma relativamente fácil. La altura de corte va desde 1 cm hasta 15 cm. Con 15 centímetros de altura, es posible cortar hasta 1000 hojas de un papel de 75 gramos.

Algunas de estas guillotinas están provistas de luz de corte, que te enseña con un haz de luz, el sitio exacto en donde será cortado el papel.

El precio y el escaso mantenimiento que requieren estas máquinas, las hacen preferidas por los pequeños y medianos industriales que utilizan máquinas de encuadernación y corte.

Guillotinas semiautomáticas

Anteriormente, hemos dicho que, una guillotina manual, no realiza ninguna función, sin la intervención de un operador humano, que por lo general, imprime fuerza para lograr que la máquina efectúe el trabajo.

El mayor esfuerzo en estas máquinas de encuadernación y corte, lo hace el operario al bajar la palanca o brazo para efectuar el corte. Es por ello que, los fabricantes de este tipo de máquinas, optaron por automatizar esta función, reduciendo la fatiga del operador y mejorando el corte.

Con la implementación de un motor eléctrico, se logra que, oprimiendo un botón la cuchilla baje una vez el operario ha puesto el papel en el lugar indicado y ha calibrado las medidas de acuerdo con sus necesidades.

Guillotinas automáticas.

En este tipo de máquinas de encuadernación y corte, todos los procesos están automatizados. El operador no requiere hacer ningún tipo de esfuerzo, más allá de colocar el papel.

Una vez lo ha hecho, solo debe oprimir dos botones. Uno le permite deslizar el pape hacia adelante o hacia atrás y el otro le da una marginación lateral.  Luego, al igual que en la semiautomática, presiona un botón y la cuchilla baja haciendo el corte con precisión.

Ahora imagínese que usted debe hacer el mismo corte 30 o más veces.  Pues solo basta programarlo y la maquina efectúa la misma configuración las veces que sea necesario.

Las máquinas de encuadernación y corte para la industria gráfica, son cada día más complejas pero fáciles de utilizar.  Si desea obtener una solo será preciso que pinche aquí.